Este artículo también está disponible en:
Sí, pero puede ser que tu negocio necesite una licencia. En el contexto de las actividades financieras, hay dos escenariosposibles, principalmente:

Escenario 1

Tu empresa va a ofrecer uno o más de los siguientes servicios a terceros:

Cambio de moneda extranjera (o forex).
Asesoramiento en inversiones a clientes.
Operaciones pasivas o activas.
Operaciones de Leasing.
Broker o corretaje.
Garantías o compromisos monetarios.
Operaciones o actos relacionados con la emisión y venta de valores.
Custodia y administración de valores.
Asociación de ahorro y préstamo.

Si tu empresa se encuentra en alguno de estos casos, necesitas una licencia financiera.

Este escenario supone que la actividad del negocio la estás realizando tú mismo, no a través de intermediarios externos, y se ofrece a terceros. Si tu empresa está realizando alguna de estas actividades internamente a través de un broker externo (por ejemplo, invirtiendo en la bolsa de valores), pero no ofreciendo servicios a terceros, se encontraría en el escenario 2.

Escenario 2

En este escenario, tu empresa no está ofreciendo ninguno de los servicios mencionados anteriormente a terceros y está utilizando un intermediario, corredor o agencia con la licencia adecuada. En esa situación, no necesitas la licencia.

Aquí, la pregunta clave es si tu empresa está ofreciendo estos servicios a terceras partes. Si estás ofreciendo servicios de cambio de divisas a tus clientes, incluso si utilizas un broker, o estás ofreciendo asesoramiento financiero, tienes que obtener la licencia para evitar problemas con las autoridades financieras.

¿Qué licencia necesito y cuánto cuesta?

Las licencias para actividades financieras pueden ser costosas y el proceso de solicitud es complejo.

La licencia debe solicitarla un bufete de abogados, pero podemos gestionar tu contabilidad si tienes una vez consigas la licencia requerida.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!