Este artículo también está disponible en:
Sí, es completamente legal. Estonia no es un paraíso fiscal ni un centro financiero extraterritorial.

De hecho, es un país con reputación en la Unión Europea con un impuesto de sociedades equivalente a la mayoría de los demás países de la UE. Estonia tiene uno de los sistemas más transparentes del mundo para las empresas.Además, toda la información corporativa y fiscal de las empresas está disponible de forma pública.

En determinadas circunstancias, tu empresa puede estar obligada a cumplir algunas obligaciones fiscales fuera de Estonia. Ese es el caso si la mayoría de los miembros de la empresa viven de forma permanente (y por lo tanto, son residentes fiscales) en ciertos países.

Si necesitas más información puedes consultarlo con un asesor fiscal local.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!