Este artículo también está disponible en:
Como comentamos antes, todos los bancos, incluidas las soluciones digitales, están sujetos a los protocolos AML y KYC. Estos protocolos cambian de un banco a otro. De acuerdo con estos protocolos y sus términos de uso, un proveedor bancario puede decidir cerrar tu cuenta bancaria.

A veces, esto puede suceder debido a una actividad específica en tu cuenta, por ejemplo:

Una transferencia desde un país o un individuo de alto riesgo.

Una transacción sospechosa, como puede ser una por una cantidad muy alta de dinero.

Una transferencia que por alguna razón activa sus protocolos AML (como obtener una cantidad de dinero de la empresa A y enviar esa misma cantidad a la empresa B, lo que puede ser sospechoso de blanqueo de capitales).

Realizas una transferencia que aparentemente implica actividades prohibidas, como el intercambio de activos de cripto.

Otras veces, el banco puede decidir cerrar tu cuenta por razones completamente diferentes que no tienen nada que ver con una actividad específica, sino con sus propias verificaciones de antecedentes.

Nos gustaría ayudar en estas situaciones en la medida de lo posible, pero desafortunadamente no podemos influir en la decisión del banco. Ni siquiera podremos saber los motivos detrás de su decisión, ya que el banco los guarda en secreto según sus regulaciones AML. Ni siquiera podemos conocer los motivos de los bancos que son socios nuestros.

Tienes que hablar con el banco e intentar llegar a una solución. Es posible que tengas que explicar la actividad reciente de tu cuenta o entregar información sobre los miembros de la empresa.Nosotros podemos ayudarte a obtener cualquier información relacionada con la empresa que el banco pueda solicitar.

Si las negociaciones con el banco no prosperan, te recomendamos que consideres abrir una cuenta bancaria en otro banco lo antes posible. Existen muchas alternativas para tu empresa. Pregúntanos aquí.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!