Generalmente es uno de los directores, o miembros de la junta directiva, quien se encarga de abrir la cuenta bancaria de la empresa. Sin embargo, en empresas grandes, uno de los trabajadores, como una secretaria o asistente virtual, puede hacerse cargo de este proceso.
Cuando te piden un “Poder of Attorney” (poder notarial) para abrir una cuenta bancaria, se refiere precisamente a este último escenario. Este empleado, actuando en tu nombre, necesitará este permiso o poder notarial, que es un documento firmado digitalmente por ti, donde le otorgas el derecho de realizar esta apertura de cuenta bancaria en nombre de tu empresa .

Si vosotros, como directores de la empresa, sois quienes abrís la cuenta bancaria, no es necesario que completéis o incluyáis este documento. Al ser miembros de la junta directiva, tenéis el poder de actuar en nombre de la empresa. Por lo tanto, no añadáis ningún poder aquí.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!