Este artículo también está disponible en:
Hasta que tu empresa no tenga una cuenta bancaria o un método para recibir pagos de tus clientes, no tiene sentido facturar a sus clientes, ya que no podrán pagarte.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!