Este artículo también está disponible en:
Para que gestionemos correctamente tu contabilidad, todos y cada uno de los movimientos bancarios en tu cuenta de empresa deben estar justificados. Las autoridades estonias son muy estrictas en ese sentido.

Cada pago a proveedores necesita una factura de compra, y las ganancias necesitan una factura de ingresos. Los salarios deben declararse como tales, así como los dividendos. Para todo lo demás, tienes que informarnos, para que sepamos cómo declararlos.

La regla de oro es: cada factura debe tener un movimiento bancario y viceversa.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!